¿Puedo perder mi dinero en los fondos de inversión?

Si tienes suerte entonces tienes algo de dinero ahorrado. Puede que lo tengas en efectivo o en una cuenta de ahorros, donde genera unos intereses mínimos y que pueden no superar a la inflación. Si has pensado en poner esos ahorros a producir entonces la mejor estrategia es invertir, pero el mercado de valores es intimidante.

[toc]

Comprar y vender en los momentos justos los activos justos es crítico. Conocer y dominar el mercado de las inversiones conlleva todo un trabajo de fondo, realizado por profesionales y casi a tiempo completo.

Lo más probable es que si estás queriendo invertir no estés capacitado para optimizar tus beneficios y minimizar riesgos, pero ya habrás oído de los fondos de inversión: entidades mercantiles que gestionan tus inversiones por ti.

Los fondos de inversión pueden ser una apuesta mucho más segura para aprovechar tus ahorros, y el beneficio de contar con profesionales entrenados que monitorean el mercado constantemente para custodiar tus inversiones, te puede hacer dormir tranquilo.

Sin embargo, la respuesta a la pregunta del artículo de hoy es sí: puedes perder dinero con fondos de inversión. ¡Pero no te asustes! Aquí te contaremos con detalle cómo evitarlo.

Índice

    ¿Qué son los fondos de inversión?

    La forma más habitual de invertir en el mercado de valores es comprando participaciones (o acciones) en una compañía, y esperar los dividendos que se generan con las participaciones o vender esas acciones y obtener una ganancia. Existen miles de empresas en las bolsas de valores con toda clase de política de inversiones, y el precio de sus acciones cambia de un día para otro.

    Si decides invertir directamente en la bolsa de valores puedes correr el riesgo de invertirlo todo en una compañía que se vaya hundiendo o de que pierdas las mejores oportunidades de inversión. Para invertir de forma más segura existen los fondos de inversión. Estos organismos se encargan de comprar y vender las acciones por ti en el mejor momento posible, tomando decisiones asesoradas y calculadas para generar ganancias.

    Los fondos de inversión suelen tener un índice de ganancias anuales estable y optimista. A cambio de invertir mejor, los fondos de inversión se cobran una comisión ya sea por las ganancias o por las separaciones y suscripciones al fondo.

    Estas entidades agrupan el dinero de todos sus inversionistas en un fondo común desde el cual actúan, lo que les da mayor participación y peso dentro de la bolsa que cada inversionista por su cuenta.

    ¿Cómo invierto dinero en un fondo de inversión?

    Al momento de invertir en un fondo de inversión estás comprando participaciones dentro de la cartera del fondo. Todo el fondo tiene un patrimonio común resultado de todas las inversiones individuales, que se divide en el número de participaciones en circulación. El resultado es el valor liquidativo, que determina el número de participaciones que compras dentro del fondo cuando inviertes.

    Las participaciones son divisiones iguales en las que se distribuye los fondos de la cartera del fondo de inversión. Por ejemplo:

    si un 15% del fondo está invertido en el activo A (una empresa, bono, bienes raíces, etcétera), 10% en el activo B y 5% en el activo C, entonces del dinero que invertiste al comprar tu participación se corresponde un 15% en al activo A, 10% en el activo B y 5% en el activo C.

    El fondo de inversion es propiedad de cada uno de los inversionistas dueños de las participaciones, pero hay dos entidades asociadas que son la sociedad de gestión y el depositario del fondo de inversión.

    La sociedad gestora del fondo es la entidad encargada de llevar las inversiones de la mejor forma posible, y el depositario es el banco o caja de ahorros que custodia los fondos en común. Ambas sociedades generan comisiones.

    ¿Cómo tendré ganancias de un fondo de inversion?

    La forma más sencilla de obtener ganancias desde tu fondo de inversión es vendiendo tus participaciones en el mismo. El valor de las participaciones va en función de los precios de los activos en los que se reparten las inversiones colectivas y del número de participaciones que haya en un momento dado.

    Lo bueno de usar un fondo de inversión es que las inversiones están distribuidas entre varios activos, lo que minimiza el riesgo por la caída del precio de un activo individual. Además, los distintos fondos de inversión tienen una filosofía de inversión que se puede ajustar a las necesidades de cada quién: por ejemplo, podría tener inversiones únicamente en activos ecológicos o comprometidos con la invención de tecnologías más verdes.

    ¿Puedo perder mi dinero en fondos de inversión?

    La respuesta es que sí. Dependiendo del valor de los activos y la filosofía del fondo de inversión, el precio de las participaciones puede caer y aún si logras venderlas será a un precio menor al que las compraste. Sin embargo, hay otro factor que puede influir y son las comisiones que te establece el fondo de inversión.

    Por ejemplo, los fondos de inversión más conservadores tienen ganancias limitadas, pero riesgos mucho más limitados que los fondos más agresivos.

    Sin embargo, si hay un mal momento (cae el valor de las participaciones) las comisiones fijas y las pocas ganancias pueden comerse tus ahorros muy rápidamente. Para evitar esto y otras situaciones así, te recomendamos que sigas nuestros consejos para no perder tu dinero en fondos de inversión:

    Consejos para no perder tu dinero en fondos de inversión

    High Up, Tax, Currency, Adventure, Anxiety

    A continuación te contamos los mejores consejos para tener en cuenta y asegurar tus ahorros en los fondos de inversión. Lo primero y principal que tienes que tener muy presente es que el riesgo va de la mano de las ganancias, así que al final del día mucho se resume en tu tolerancia para los riesgos.

    ⚜️ Nunca inviertas dinero que necesites pronto

    Este es el principal error de cualquier inversionista novato. El sueño de las ganancias millonarias es muy fuerte y el principal impulso es vaciar nuestras cuentas en un fondo de inversión para empezar a generar dinero. Esto es un error: siempre existe la posibilidad del riesgo y retirar fondos no es tan inmediato como uno puede pensar.

    ¿Qué pasaría si tienes una emergencia familiar? ¿Si surge una oportunidad que no puedes darte el lujo de perder para tu negocio? ¿Si pierdes tu trabajo? ¿Y si no puedes pagar un préstamo? La vida financiera no es segura, y por eso siempre es importante tener un colchón sólido de ahorros siempre disponible.

    Una vez que estés contento con tu plan de seguridad, puedes empezar a invertir con la tranquilidad de que una caída en los valores no te va a poner de rodillas.

    ⚜️ Invierte a un mediano o largo plazo

    Todos queremos hacernos millonarios de la noche a la mañana. Sin embargo, las verdaderas ganancias no ocurren así. El precio del mercado es sumamente versátil, y si miras en detalle cualquier gráfica de índice de precios te darás cuenta que hay muchas caídas frecuentes.

    Sin embargo, la gráfica a más largo plazo parece subir. El mercado tiende a recuperarse por sí solo, así que lo mejor a veces es aguantar, no revisar el estado de cuenta ni las noticias y tener algo de esperanza. Esto no quiere decir que no debas revisar constantemente los precios de las acciones o el estado del mercado: no es lo mismo una caída de precios por un cambio de directiva que el principio de una recesión.

    En cualquiera de los casos, las mejores tasas de ganancia empiezan a verse después de unos años. Por esto, nunca inviertas con dinero que necesites pronto: es como cocinar. Si quieres una mejor ganancia, es mejor tener el dinero más tiempo en el horno. En cuestión de 3 años podrás duplicar tu dinero, sino es que más.

    ⚜️ Conoce en detalle en qué estás invirtiendo

    Los fondos de inversión no son cajas negras que se tragan tu dinero. Las leyes y las regulaciones los obligan a ser transparentes y explicar en detalle su filosofía de inversión, sus activos y su evolución de precios. Si un fondo no te informa en detalle su política y tú no la entiendes, lo mejor es retirarse. No hay nada peor que perder dinero sin saber por qué.

    Siempre consulta los sectores y los activos en los que estás invirtiendo, y asegúrate de que estás de acuerdo con hacerlo en primer lugar. Por último, aunque es algo que debas tomarte con un grano de sal, consulta los historiales (de ser posible) de los últimos 5 o 10 años del fondo de inversión. A veces se pueden presentar historiales de unos pocos meses o un año, pero para cubrir un historial de más largo plazo de caídas.

    Un buen desempeño en el pasado no es una garantía segura de un buen desempeño en el futuro, pero sí te puede dar más tranquilidad saber que estás depositando tus ahorros en una institución de confianza y con una buena trayectoria en el mercado.

    ⚜️ Determina el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir

    A mayor riesgo mayor ganancia. Así de simple. Si contemplas buscar inversiones que generen un 30% de ganancia en un tiempo determinado, pregúntate: ¿puedo soportar un 30% de pérdidas? Lo mejor con las inversiones es buscar ganancias iguales a los porcentajes de riesgo que estés dispuesto a correr.

    Existen tres niveles de inversión para los fondos, basándose en los bienes fijos (como deudas o bonos) y en los bienes variables (precios de acciones). Los fondos más conservadores se basan en renta fija, los moderados tienen cantidades similares de renta fija y renta variable y los más agresivos se basan casi totalmente en la renta variable. Asegúrate de elegir el que te conviene más.

    ⚜️ Busca comisiones sobre beneficios por sobre mantenimiento

    Una de las mejores formas de asegurar tu dinero en un fondo de inversión es buscar aquellos con comisiones sobre los beneficios que por sobre el mantenimiento. Las comisiones por mantenimiento tienden a ser menores pero son fijas, y después de un mal año o un mal período pueden incluso exceder las ganancias.

    En cambio, apostar por las comisiones sobre beneficios reduce las comisiones por mantenimiento, y te brinda mayor tranquilidad si tienes un mal año. No ganarás tanto dinero en un buen año, pero a veces es preferible ser más prudentes que arriesgarse a la bancarrota.

    ⚜️ Piensa con antelación cuándo salirte

    Este es otro de los consejos más importantes a la hora de entrar a un fondo de inversión. Desde antes de comprar las participaciones, ten ya fijados los valores con los que quieres vender. ¿Quieres esperar una ganancia del 20%? ¿Quieres vender cuando tengas una pérdida total del 15%?

    Tener parámetros absolutos fijados desde el inicio te permitirá afrontar con más tranquilidad la caída de las participaciones. El mercado tiende a recuperarse, así que si no cae por debajo del nivel que tienes ya pensado, entonces no vendas. Por otro lado, aún si tienes un buen período: vende cuando tengas tu ganancia.

    Las inversiones pueden parecerse a un casino. La gente que gana apuesta más, y puede terminar por perder más de lo que había ganado inicialmente. Vende cuando tengas tu ganancia neta, y no lo inviertas todo de golpe en un nuevo fondo o en un nuevo activo: es importante retirar tus ganancias y no ponerlas en riesgo. Al final del día, ¿de qué te sirve invertir si no puedes tener más dinero en tu cuenta bancaria?

    Articulos Relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.